Política de medio ambiente


El medio ambiente siempre ha sido la principal preocupación en las operaciones de Ecoinka:
Estamos comprometidos con el respeto por la naturaleza y la cultura de cada lugar que visitamos. En nuestros años de operación, hemos desarrollado un sistema de gestión ambiental que proporciona las herramientas para operar viajes con respeto por la naturaleza y la cultura.

Creemos que la educación es el elemento clave en este sistema y es por eso que capacitamos regularmente a nuestro personal en el arte de visitar lugares sin dejar rastros que no sean nuestras huellas y llevar a casa solo fotografías, recuerdos y posiblemente una artesanía. Nuestro personal está compuesto principalmente por personas que provienen de orígenes culturales étnicos locales y una parte de nuestras sesiones regulares consiste en seminarios que enfatizan la importancia de mantener su patrimonio cultural e identidad. A lo largo de los años, también hemos ayudado a escuelas rurales donando libros, bolígrafos, lápices y otros materiales educativos, incluida una computadora donada en 2006 a la escuela comunitaria de Piscacucho.

También creemos en la importancia de promover la participación en el negocio del turismo por parte de los habitantes locales de los lugares que visitamos, por eso estamos involucrando activamente a las personas y comunidades locales en empresas conjuntas: tenemos un campamento y estamos desarrollando dos más que pertenecen a propietarios locales formados por nosotros en su gestión y operación. Esto creemos que garantizará la sostenibilidad de cada campamento de tiendas que desarrollamos en conjunto. También somos parte de un proyecto para desarrollar varios más de estos campamentos de tiendas de riesgo compartido en asociación con otras organizaciones para fortalecer su sostenibilidad.

En el Santuario Histórico de Machu Picchu, que forma parte del Sistema de Parques Nacionales de Perú, estamos activamente involucrados con las comunidades que habitan la Zona de Amortiguamiento en el desarrollo de un anillo de protección para el parque. Esto se basa en el desarrollo de programas de trekking en la zona de amortiguamiento que proporciona trabajo a la población local, basándose en el concepto de que si se benefician del turismo en Machu Picchu, serán los más interesados ​​en proteger el parque.

WhatsApp HERE!